Silvia Roura Dalmau​​

Formadora de Profesores de Yoga Terapéutico y Ayurveda 

"He sido estudiante incansable, buscadora de la Verdad, amiga de la naturaleza y amante del silencio y la soledad. Gozo y juego con la magia e ilusión de la vida, recordando que mi único propósito es el de ser yo misma, de expresar y sentir la belleza y de estar en armonía."​​​

  • ​​Presidenta de la AIYTA (Asociación Internacional de Yoga Terapéutico y Ayurveda)

  • Naturópata, acupuntora, paramédico y dietista

  • Terapéuta psico-corporal y transpersonal, constelaciones chamánicas

  • Autora de libros de salud y crecimiento personal

  • Practicante de Tantra Shri Vidya y Budismo Vajrayana

FUJI%201849_edited.jpg

Nací en un pueblo de Barcelona hace más de medio siglo.  Desde muy niña ya tenía muchas inquietudes espirituales, por lo que mi búsqueda para entender los secretos del universo empezó temprano en la niñez.

 

En aquella época no había muchas respuestas a mi alrededor y las pocas que encontraba no me satisfacían lo suficiente. Así que a los veinte años decidí ir a dar la vuelta al mundo con la esperanza de llenar ese vacío espiritual que me afligía.

 

Cuando llegué a Isla Mujeres (Caribe mexicano) sentí una conexión espiritual muy fuerte con el lugar y dije: “de aquí soy”. Y “extrañamente” se abrieron todas las facilidades para que yo pudiese quedarme a vivir ahí.

 

Poco tiempo después, me casé y tuve una hermosa hija.

Isla Mujeres (23).JPG

Tuve el privilegio de vivir doce años en ese bello lugar, antes de que se masificara por el turismo. Fueron años bendecidos con abundancia, belleza, amor, sencillez, tranquilidad, satisfacción y muchísimo más de lo que se me hubiese ocurrido pedir.

 

Tenía todo el tiempo libre para disfrutar de la naturaleza de ese paraíso y de mi familia. Esto también me dio la oportunidad para dedicarme a mi crecimiento espiritual. Investigué, estudié y practiqué diversos caminos; aunque siempre acompañada del yoga, el tantra Shri Vidya, el budismo Vajrayana y el chamanismo. Me fui llenando de respuestas, paz y armonía.

 

Pero entonces la vida dio un vuelco. Ocurrieron algunas desgracias y tiempo después me estaba yendo de la isla con una hija pre-adolescente, dos maletas y una gran tristeza.

Pasé un año en España y luego regresé para quedarme en Cancún. Mi vida estaba empezando de cero en casi todos los sentidos.

 

Los siguientes años fueron los más duros de mi vida. Parecía que llovía sobre mojado, una desgracia tras otra. Estaba viviendo literalmente la experiencia opuesta a los años previos. Y así fue como conocí la densidad y la sombra de la vida. Fueron años de desapego total: de la personalidad, de lo material, de los sueños y hasta de la vida misma.

 

Tuve que aprender a marchas forzadas y poner en práctica todas las herramientas adquiridas en los años anteriores. ¡Qué diferente es usarlas en tiempos de bonanza o usarlas en tiempos de tempestad!

Silvia amanecer

Las enseñanzas del yoga y ayurveda me acompañaron todos esos años. Gracias a ellas encontré paz cuando los sueños se me resbalaban de las manos, experimenté serenidad cuando poco a poco perdía mis bienes, pude liberar mis emociones mientras la enfermedad me atacaba, y logré calmar mi mente en cada ocasión que la vida de mi hija estuvo en juego. Aprendí a respirar profundo, a aceptar el presente y a integrar la dualidad.

 

Fue en esta época de mi vida que me formé en varias disciplinas terapéuticas relacionadas con la salud. Y también cuando empecé a escribir libros y artículos de yoga terapéutico, salud y crecimiento personal.

 

Después, la vida quiso que todo este aprendizaje lo compartiera con el mundo. Sin yo buscarlo, empezó a llegar gente que me pedía que les enseñara el camino del yoga como método de sanación y transformación para descubrir la verdadera naturaleza del Ser. Y así es cómo nació So’Ham.

 

So’Ham es un camino de auto-conocimiento, de sanación y transformación, de auto-indagación al Ser y ojalá también de liberación (de la rueda de reencarnación).

8c1ddb97-a9a5-4ea9-ac92-212a900ca463.jpe

Hoy me siento en paz. Juego y gozo la dualidad de la vida. Me maravillo y me sorprendo con cada amanecer. Amo, río y lloro. Sé que nada es permanente. Conozco mi verdadera esencia. No temo a la muerte y por tanto tampoco a la vida.

 

Vivo una vida sencilla. Amo la naturaleza y el silencio. Disfruto mi trabajo, que me da la oportunidad de compartir quién soy y de enseñar la magia que ofrece el yoga y el ayurveda.

 

Continúo indagando los secretos del universo y el potencial infinito de mi verdadera naturaleza. He tenido la dicha de encontrar grandes maestros y de estar bendecida con impresionantes y extraordinarias experiencias místicas. Todo ello solo me hace agradecer la vida. 

Namaste 

Símbolo Namaste.png